…DEL ESTADO

 

Mientras en alguna ciudad donde se juntan personas, en el rato de recreo establecido por las “mentes cavilantes” de los “próceres” del desgobierno de España, a protestar precisamente por los desastres causados por su nefasta gestión se conmina, por parte de la policía, a alguno de los asistentes a disolver la concentración y tomarle incluso los datos personales con amenaza de sanción, según nos ha llegado, por ejemplo, de Pamplona, cuando hay gente que se acerca con similares intenciones al casoplón del “comandante” Iglesias bien que se preocupan de enviar no uno, ni dos sino cinco coches de guardias civiles, según se puede apreciar en la foto.

Y es que, independientemente de las personas que integran los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, que las hay buenísimas y estupendos profesionales a quienes los españoles tenemos mucho que agradecer, al final reciben órdenes de “arriba”, y ese “arriba” es un arriba totalmente politizado que en demasiadas ocasiones estamos comprobando que sus actuaciones los sitúan más al servicio del Estado, o de los intereses partidistas del gobierno, que de la sociedad, del pueblo español. Imaginamos que muchos de ellos estarán donde les mandan con disgusto y cierto asco pero, por desgracia, hay otros que se ponen gustosamente en el papel de “personal esencial” del experimento “Zimbardo” emprendido por “Herr Doktorr” Sánchez y el “comandante” Iglesias con la excusa del COVID-19.

El Criterio