Hace años don Federico Jiménez Losantos la tenía tomada con don Patxi López –y con quien no-, y le llamaba en la Cope “Patxi nadie”, hasta que la citada emisora decidió prescindir de sus servicios, harta de la cantidad de demandas de protección al honor que se le acumulaban en los Juzgados.

Pues bien, el citado Paxi López, hasta ahora era don Paxi López, o don Patxi 97.000 euros anuales de pensión vitalicia, que se auto concedió, con cargo a los presupuestos del País Vasco. (Véase la Ley 10/2012, de 30 de mayo, de la Comunidad Autónoma del País Vasco, publicada en el BOE del 16 de junio de 2012), para cuando se jubile. Y es que hay políticos que son más listos que el hambre, sobre todo para no pasar hambre.

Pensión extraordinaria y vitalicia, que con los incrementos de estos diez años, ascenderá actualmente a 120.000 euros anuales, y eso como mínimo…

Previamente ha suprimido algunas pensiones extraordinarias, llamadas también cesantías, con las que los altos cargos del gobierno vasco se gratificaban a sí mismos, que la caridad bien entendida empieza por uno mismo…

Según dicha Ley “Tendrán derecho a una pensión vitalicia… Los Lehendakaris de los gobiernos de la Comunidad Autónoma del País Vasco…cualquiera que sea el tiempo de servicios prestados y aun cuando no hubieran alcanzado la edad de jubilación legalmente establecida…”.

Los ex lehendakaris tendrán derecho a que “la pensión será del cien por cien del sueldo anual con que están retribuidos los mismos cargos citados… La misma cuantía del cien por cien tendrá la pensión de viudedad en este caso”. La Ley está firmada por su principal beneficiario, don Francisco Javier López Álvarez, y apareció publicada en el “Boletín Oficial del País Vasco” el 7 de junio de 2012.

¿Qué edad tiene el citado sujeto…? Según Wikipedia, 63 años, pues nació el 4 de octubre de 1959. Como no tiene oficio ni beneficio, hay que pensionarle, como a cualquier inválido, para que pueda vivir, a costa de los demás.

Comenzó a estudiar ingeniería industrial, pero dejó la carrera –o le dejó la carrera a él- a los 28 años, tras aprobar sólo dos asignaturas de primer curso. Pese a que en su curriculum oficial no tiene empacho alguno en afirmar que es Ingeniero Industrial, la Universidad del País Vasco lo ha desmentido oficialmente.

Otro ingeniero como Luís Roldán, por la universidad de la PSOE…

¿Y cuántos años ha sido Lehendakari? Pues alrededor de tres años y medio. Un periodo de carencia tan limitado, pero que le dará derecho a mantener el título de lehendakari de por vida, así como el tratamiento de excelentísimo señor –esto al menos no nos costará dinero-, derecho a disfrutar de coche oficial de representación, con chófer, y una oficina de apoyo con una secretaria de su libre elección –y que esté “presentable” supongo, para dar una buena imagen-.

En resumen, la política como profesión, sobre todo para los que carecen de carrera, u beneficio, como el tal Paco López.

Y no digo de beneficio, pues resulta obvio que disfruta o disfrutará, de ese beneficio, a costa nuestra, del siempre sufrido pueblo español.

Pero tonto no es. Inteligente no lo sé, pero listo un rato. La prueba es que se ha asegurado una paga vitalicia, e incrementable anualmente, por un importe actual de 97.000 euros anuales, lo que supone unos ingresos mensuales de 8.083 euros, o 266 euros diarios.

En estos tiempos de ciudadanos recogiendo comida en los contenedores de basura, de familias desahuciadas y echadas a la calle con sus hijos y personas ancianas, de seis millones de parados, Francisco Javier López Álvarez –que pena de apellidos españoles para un lehendakari vasco de pura cepa- es un ejemplo de lo que podemos esperar de algunos políticos socialistos (no es un error).

En fin, cada pueblo tiene el gobierno que se merece. Lo triste es que tengamos que sufrirlos todos, incluso los que no les hemos votado. 

Y, en el colmo de los despropósitos, un pacto o más bien un trío, de PP, PSOE y CIUDADANOS, lo “elevó” a Presidente del Congreso de los Diputados, es decir, la tercera magistratura de España, con un sueldo mensual de más de 12.000 euros, que espero no fuera compatible con la prestación o “retiro” anterior.

Tirano Banderas Sánchez lo ha hecho su número dos, para que haga todo el trabajo sucio que no hace Félix Bolaños, que es la mentira en persona, igual que Pedro, Antonio para los amigos, que siempre hace lo contrario de lo que predica.

En fin, Dios los cría y ellos se juntan. Y no sólo se juntan, sino que se descojonan de todos nosotros, los pobres paganinis.

 

Ramiro Grau Morancho

Académico, jurista y escritor

https://www.graueditores.com

Ramiro Grau Morancho