Desde 2014, en Hungría se han disparado los matrimonios en un 72% mientras los divorcios caen drásticamente. Es la conclusión a la que ha llegado Harry Benson en Marriage Foundation tras entrevistar a la ministra de familias húngara, Katalin Novak, informa Religión en Libertad.

Un aumento llamativo, si se tiene en cuenta que el segundo país con un mayor incremento en la tasa de matrimonios es Chipre, con un 41% en los últimos cinco años, seguido de un 24% en Bulgaria, un 19% en la República Checa y un 18% en Austria. En esta última también es importane a las ayudas a la familia.

La cifra de matrimonios mantiene esta tendencia en Hungría desde 2010, y ya se ha recuperado la nupcialidad de 1990. Al mismo tiempo, este incremento no corre parejo a un aumento en los divorcios. De hecho, sucede lo contrario, y salvo un leve repunte en 2014, desde 2007 los divorcios están cayendo en picado, siguiendo la tendencia contraria a la de países como España o Portugal, añade Religión en Libertad.

Según Novak, esta tendencia se debe a dos motivaciones. La primera, las bonificaciones e incentivos introducidas desde 2015 como el préstamo sin interés de hasta 30.000 euros a cada matrimonio en los que la mujer tenga entre 18 y 40 años. La garantía del préstamo para los nuevos matrimonios es del 100%, y si el matrimonio tiene tres hijos o más, el préstamo queda condonado.

A estas medidas se añaden las del Plan de Acción para la Protección de la Familia, implantado en 2019 y con resultados visibles tan solo un año después. Según la ministra, gracias a estas políticas “el número de divorcios está en mínimos de hace 60 años, los matrimonios en máximos de hace 40; la tasa de fertilidad está aumentando y el número de abortos ha caído en un tercio”.

Entre los principales puntos del Plan de Acción, se encuentra la exención del pago del IRPF a las mujeres con cuatro o más hijos, además de nuevas facilidades del acceso a la vivienda, ayudas para la compra de coches de familias numerosas o para incentivar a los abuelos durante la crianza de sus nietos, explica Religión en Libertad.

El segundo de los motivos es la mentalidad que moldea la política en Hungría. En este país, los políticos apoyan activamente al matrimonio, lo que muestran las últimas medidas del partido de gobierno Fidesz.

La reforma constitucional que blinda el matrimonio e impide la adopción de parejas homosexuales o la defensa del matrimonio como una institución “entre un hombre y una mujer” son algunas de las medidas que están detrás de este significativo aumento.

Publicado en Hispanidad (Redacción)- 03/05/2021

 

Otros Autores