A la revolución, que llaman algunos intitulados periodistas informadores, de los pijos o de los palos de golf, aunque claramente se distingue en el vídeo que difundió la “secta”, que son una escoba y un bastón, se está sumando toda España para protestar contra la nefasta gestión de un ejecutivo más preocupado en intereses partidistas que en el bien de sus administrados.

A las protestas de Ferraz, Nuñez de Balboa y otros puntos de la Capital se han sumado en otros puntos de la geografía nacional.

En Zaragoza ayer se reunió un numeroso grupo de personas, en Huesca, más reducido pero también hubo protestas así como en Sevilla, Oviedo, Salamanca, Logroño, Pamplona… , y, por lo que sabemos, por convocatorias espontáneas particulares y apartidistas y con las recomendaciones del uso de mascarillas y mantener distancias de seguridad. Y es que, independientemente de la idea política que se tenga, la gente está harta.

Hay que animar a la gente, mover las redes sociales y comprometerse personalmente, para que esto vaya siguiendo y aumentando. No hay derecho a que indivíduos como Sánchez, Iglesias y el resto de la panda que nos desgobierna, y que les importan un rábano las personas, sigan disponiendo a su antojo de las vidas que tienen el deber de proteger y gestionar los medios disponibles para que ésta sea digna.

El Criterio