SOLDADO y MÁRTIR.

PATRÓN de Inglaterra, Aragón y Cataluña.

Festividad: 23 de Abril.

Es incierto cuándo nació San Jorge y los historiadores continúan debatiéndolo hasta el día de hoy. Sin embargo, se estima que su fecha de fallecimiento es el 23 de abril del año 303.

 La primera prueba de la existencia de Jorge apareció en las obras de los bollandistas Daniel Papebroch, Jean Bolland y la Bibliotheca Hagiographica Graeca de Godfrey Henschen.  Jorge fue uno de los varios nombres enumerados en el texto histórico, y el Papa Gelasio afirmó que era uno de los santos “cuyos nombres son reverenciados entre los hombres, pero cuyas acciones son conocidas solo por Dios”.

 Jorge nació de Gerontios y Polychronia, un oficial romano y una griega nativo de Lydda (Judea). Ambos eran cristianos de familias nobles de los Anici y George, Georgios en el griego original, fue criado para seguir su fe.

 Cuando Jorge tuvo la edad suficiente, fue recibido en el ejército de Diocleciano. Cuando rondaba lo 20 años, Jorge se convirtió en Tribuno y sirvió como guardia imperial para el Emperador en Nicomedia.

 El 24 de febrero del año 303, Diocleciano, que odiaba a los cristianos, anunció que todos los cristianos del ejército serían arrestados y todos los demás soldados deberían ofrecer un sacrificio a los dioses romanos.

 Jorge se negó a cumplir la orden y se lo dijo a Diocleciano quien se enfadó pero valoraba mucho su amistad con el padre de Jorge.

Cuando Jorge anunció sus creencias ante sus compañeros, Diocleciano no pudo guardar la noticia para sí mismo.

 En un esfuerzo por salvar a Jorge, Diocleciano intentó que apostatara y  creyera en los dioses romanos, le ofreció tierra, dinero y esclavos a cambio de que ofreciera un sacrificio a estos dioses, e hizo varias otras ofertas que Jorge rechazó.

 Finalmente, después de agotar todas las demás opciones, Diocleciano ordenó la ejecución de Jorge. En preparación para su muerte, Jorge dio su dinero a los pobres y fue enviado a varias sesiones de tortura. Fue lacerado en una rueda de espadas, le mataron tres veces y resucitó otras tres, pero aún así Jorge no se apartó de Dios.

 El 23 de abril del año 303, Jorge fue decapitado ante el muro exterior de Nicomedia. Su cuerpo fue enviado a Lydda para su entierro, y otros cristianos fueron a honrar a Jorge como mártir.

SAN JORGE Y EL DRAGÓN

Hay varias historias sobre Jorge luchando contra dragones, pero en la versión occidental, un dragón hizo su nido en un manantial que proporcionaba agua a Silene, que se cree que es la Cyrene moderna en Libia.

 Sus habitantes no podían recolectar agua e intentaban sacar al dragón de su nido en varias ocasiones. Este dejaba temporalmente su nido cuando le ofrecían una oveja cada día, hasta que la oveja desaparecía y los habitantes se angustiaban.

 Entonces fue cuando decidieron que una doncella sería tan efectiva como enviar una oveja. La gente del pueblo eligió a la víctima echándolo a suertes a la pajita más corta. Esto continuó hasta que un día la princesa extrajo la pajita más corta.

 El rey del lugar les rogó que la salvaran, pero la gente del pueblo no accedió. Se la ofrecieron al dragón, pero antes de que pudiera ser devorada, apareció Jorge. Se enfrentó al dragón, se protegió con el signo de la Cruz y mató al dragón.

 Después de salvar la ciudad, los ciudadanos abandonaron su paganismo y todos se convirtieron al cristianismo.

LA BATALLA DE ALCORAZ

En Junio del año 1096, el Rey de Aragón, Pedro I, puso sitio a la ciudad, todavía musulmana, de Huesca. Huesca pertenecía a la taifa de Zaragoza y su rey, Al-Mustain II, preparó un ejército para levantar el sitio del rey cristiano.

En Noviembre de 1096 ambos ejércitos, el cristiano y el musulmán, se encontraron frente a frente e iniciaron una dura batalla a las afueras de Huesca, en los llamados campos de Alcoraz, que acabó dando nombre a la batalla. La lucha fue encarnizada. Al parecer, las tropas aragonesas estaban perdiendo la batalla, pero entonces apareció un caballero en mitad de la refriega. Vestía con una gran cruz de gules sobre fondo blanco, y su lucha era tal que enardeció a las tropas aragonesas, las cuales volvieron a contraatacar y acabaron por lograr la victoria final. Este caballero misterioso no era otro que San Jorge, quien según parece acababa de estar al otro lado del Mediterráneo, en Antioquía, luchando también contra los musulmanes, pero que sintiéndose necesitado por el Rey de Aragón y sus mesnadas apareció en los campos oscenses.

La victoria fue total y, apenas una semana después, Pedro I y sus tropas entraban en Huesca a la que rápidamente convirtió en la nueva capital del reino aragonés.

HECHOS INTERESANTES

San Jorge destaca entre otros santos y porque es conocido y venerado por musulmanes y cristianos.

 Se dice que San Jorge mató al dragón cerca del mar en Beirut, por lo que la bahía de San Jorge fue denominada así en su honor.

 El día de la fiesta de San Jorge se celebra el 23 de abril, pero si cae antes de Pascua, se celebra el lunes de Pascua.

 La Iglesia Ortodoxa Rusa celebra tres días de fiesta de San Jorge cada año: el 23 de abril como se espera, el 3 de noviembre, para conmemorar la consagración de una catedral dedicada a él en Lydda, y el 26 de noviembre, cuando una iglesia de Kiev fue dedicada a  él.

 En Bulgaria, su fiesta se celebra el 6 de mayo con la matanza y el asado de un cordero.

 En Egipto, la Iglesia Ortodoxa Copta de Alejandría denomina a San Jorge el “Príncipe de los Mártires” y lo celebra el 1 de mayo. Hay una segunda celebración el 17 de noviembre, en honor a la primera iglesia dedicada a él.

 En obras más antiguas, se representa a San Jorge con una armadura y sosteniendo una lanza o luchando contra un dragón, que representa a los enemigos de Cristo.

Oración:

San Jorge, heroico soldado católico y defensor de la fe, te atreviste a criticar a un tiránico emperador y fuiste sometido a una horrible tortura. Podrías haber ocupado una posición militar preponderante, pero preferiste morir por el Señor. Concédenos la gracia del heroico coraje cristiano que debe marcar a los soldados de Cristo. Amén.