VIUDA.

PATRONA de las lavanderas y de las lavanderías.

Festividad: 15 de Abril.

Se casó con un noble alsaciano, Hunon, y vivieron en Hunaweier en Alsacia. Aquí edificaron una iglesia en honor del apóstol Santiago el Mayor, y que después dejaron en herencia a la abadía de Saint-Dié.

Es probable que los señores de Hunaweier, se establecieran en las tierras que antiguamente habían sido una colonia romana, y en las cuales se encontraba un pequeño establecimiento termal; esto les permitió curar a los enfermos y a los pobres que iban a refugiarse en las ruinas de las antiguas termas.

Como sus parientes, los duques de Alsacia, protegieron a los monjes escoceses de San Columbano de Bobbio, itinerantes en la región alsaciana y entre los cuales estaba el obispo San Deodato, el cual bautizó a su hijo San Adeodato, que será un santo monje en Ebersheimmünster.

Hunna y Hunon fueron parientes de San Segismundo, Rey de Borgoña. Al morir su marido, Hunna vivió una intensa vida de caridad; sus vecinos la llamaban “la santa lavandera” porque solía ayudarles en este trabajo. Murió en Hunaweier, cerca de Ribeauvillé.

Oración:

Santa Hunna, eras conocida como la Santa Lavandera. Ruega para que seamos lo suficientemente humildes como para servir a nuestros hermanos y hermanas en las tareas más serviles y necesarias. Santa Hunna, eres una santa casada, una rareza en nuestra Fe católica. Ruega por todas las parejas casadas, para que juntas puedan crecer mutuamente en santidad y profundizar en su amor por Dios y entre ellos. Santa Hunna, criaste a tu hijo para llevar una vida santa y encontrar su vocación en la vida religiosa; ruega por todos los padres de sacerdotes y religiosos. Amén.