Por Álvaro D’Ors

EL SERVICIO LABORAL

 

“Por lo que hemos dicho, el servicio laboral que se rinde a una empresa puede ser de dos tipos: el de los mismos socios que aportan esos servicios a la sociedad y el de los que contratan con ella una relación laboral sin hacerse socios de ella. Los servicios de los socios pueden ser muy distintos, desde la gerencia directiva de la empresa hasta el más humilde servicio que pueda hacer un socio, siempre que lo haga en condición de socio y no de asalariado ajeno al contrato de sociedad; también el contrato de trabajo puede ser de distinta categoría, desde un gerente a sueldo hasta el jornalero temporal, cuyo interés es exclusivamente el de cobrar su jornal, sin participar en las ganancias y pérdidas de la empresa. Porque el vínculo que une a los socios es como el propio de una sociedad laboral, similar, en cierto modo, a una familia o gran familia que se mantiene unida para realizar una gran empresa familiar, corriendo la misma ventura, tanto en el provecho como en las pérdidas. La forma en uso que más se aproxima a esa idea de empresa laboral es la «cooperativa».

En efecto, la empresa propiamente natural es una sociedad de personas que aportan servicios de interés común: sólo ellos son propiamente los socios. De ahí se desprende una concepción no muy frecuente, pero que sí es la natural, de la empresa como sociedad de personas que trabajan en común, no para producir, pues, como hemos dicho, los hombres no tienen como fin producir cosas, sino para asegurarse un mantenimiento económico, y, a poder ser, un mejoramiento de él: una comunidad de trabajadores que se ayuden recíprocamente a compartir, aunque sea de manera desigual, las ganancias por los bienes que produzcan con su colaboración laboral, y a mejorar humana y razonablemente su tenor de vida, y el ahorro, con vistas a asegurar la economía de su descendencia. En este sentido, es congruente con el Derecho natural que la empresa sea una sociedad de trabajadores, y no instrumento de producción de bienes y de enriquecimiento ilimitado con las ganancias.

El servicio de los que, sin ser socios, contratan un trabajo cuantitativamente valorado por una cantidad de dinero, mediante un contrato laboral, es muy distinto del servicio que rinden los socios de la empresa. Este otro tipo de trabajadores asalariados no tienen interés alguno en la sociedad, sino sólo en la seguridad de su salario y en la reducción al máximo de los servicios que prestan. Este tipo de relación no es contrario al Derecho natural; es más, depende de la libertad de cambio profesional al que hemos hecho mención, pero es extraña a la relación entre los socios. En efecto, estos asalariados, al no ser socios, pueden cambiar de empresa por la oferta de mejores condiciones, pero también corren el riesgo de que su contrato, contraído por cierto tiempo, no será renovado, o incluso de perderlo por desaparición de la empresa. Es natural, por tanto, que la comunidad prevea indemnizaciones económicas por este riesgo, aunque sean para la supervivencia de esos trabajadores ajenos a la sociedad.

Es congruente, en cambio, con la condición de los socios que prestan sus servicios a la empresa, que sea ésta misma, y no la comunidad, la que prevea el riesgo de cierre de la empresa, así como también otras ayudas que la comunidad sólo de manera subsidiaria puede prever; por ejemplo, el seguro de enfermedad familiar, la pensión por jubilación y otras ayudas familiares como la de sufragar los gastos de la educación de los hijos, ayuda para las vacaciones, ventajas de los economatos, etc.; todo esto manifiesta el carácter cuasifamiliar de la empresa, en la que la comunidad en que se halla sólo subsidiariamente debe intervenir. Todo este conjunto asistencial de los que trabajan como socios les vincula, sin perjuicio de su libertad, a la empresa, de modo que una simple oferta de mayor ganancia no resulte suficiente para tales socios laborales quieran cambiar de empresa”.

 

DERECHO Y SENTIDO COMÚN

Siete lecciones de Derecho natural como límite del Derecho positivo

ÁLVARO D’ORS

Otros Autores