En la documentación judicial que publicamos a continuación con la autorización de la demandante contra Google España; se muestra como -por la demanda en los juzgados de Madrid de la demandante- Google España ha realizado en secreto y a nivel mundial una "limpieza" en su interior.

¿Qué es lo que han hecho? Retrocedamos un poco en el tiempo. Como verán en la documentación que publicamos, hasta enero de 2020 el buscador de la conocida entidad proporcionaba links de sectas satánicas cuando el usuario de internet buscaba información sobre encíclicas papales o sobre versículos de la sagrada escritura.
Cuando tuvo lugar el acto de conciliación con resultado de no avenencia por parte de Google frente a estos hechos, denunciados por la demandante en enero de 2020, y la juez dio el visto bueno a que se procediera a realizar el juicio, en verano de 2020; descubrió la demandante que ya no se encontraban sectas cuando se escribían frases del pensamiento tradicional cristiano de Occidente.
Es decir, Google, ante la demanda en la que se denunciaban los hechos, prefirió que dejaran de encontrarse cosas del demonio cuando se buscaba a Dios por Internet, realizando en su interior una desvinculación-limpieza-separación-distinción entre el nombre de Dios y el nombre de su enemigo y de toda la humanidad.
No quisieron esperar a que hubiera una sentencia judicial que les obligara a ello. ¿Por qué?

Historia y desenlace de un descubrimiento

 

Soy una señora soltera de 49 años residente en Madrid.

Entre octubre de 2012 y junio de 2013 cursé primero de Teología en la Universidad Eclesiástica San Dámaso, de Madrid.

En verano de 2016, profundizando en mi estudio de algunas de las asignaturas cursadas, en concreto la de «Sagrada Escritura», introduje en Google un versículo de la Biblia sobre el que me interesaba ampliar información, y, para mi sorpresa, el buscador me proporcionó links de horribles sectas satánicas.

Denuncié este hecho en demanda judicial contra Google España el 28 de enero de 2020 (justo antes del primer confinamiento por la pandemia); y Google España fue obligado a responder por escrito a mi acusación; alegando, en un escrito de junio de 2020, que qué derecho mío estaban infringiendo con esos hechos (haciendo eso de proporcionar links del demonio cuando pedía información sobre Dios).

Desde que me llegó ese documento ya no se encuentran links de las detestables sectas satánicas del enemigo de la humanidad, en Google, poniendo frases de la Biblia, como cada uno de ustedes, queridos lectores, puede comprobar; cosa que sí sucedía, al menos, entre agosto de 2016 y enero de 2020, ambos meses inclusive.

Se debe que esto sea así a la denuncia que yo puse? Siguen siendo amigos Google y las sectas sin que lo sepa la opinión pública?

Son preguntas para las que algún día tendremos respuesta.

En la documentación adjunta pueden ver un intento que estoy haciendo por la vía de lo penal para que Google haga un comunicado público en el que entone el mea culpa de la limpieza que hizo de tapadillo, antes de que se lo pidiera la sentencia de un juez, ahorrandose así el escándalo de la comunidad de los creyentes de la Iglesia católica y de la comunidad de creyentes de las iglesias protestantes.

 

Por Santiago. Y cierra España.

 

María Jesús González Caballero

AUTO

ESCRITO SOLICITANDO REAPERTURA DILIGENCIAS 1311_2019 PRESENTADO EL 18-DIC-2020

DECLARACIÓN

Nuestros lectores